Foto de Madrid España

Antes de iniciar esta lista de los 25 errores que no debes cometer si vas a Europa, es muy importante advertirte que son errores generalizados. Sería muy difícil hacer una lista de errores que aplicaran absolutamente a todo el continente europeo (de hecho, creo que es imposible).

Así que es muy probable que cuando estés en Europa, te acuerdes de mí en algunas partes; ya sea porque viste ese error en esta lista y aplica, o ya sea porque lo viste y no aplica. Es perfectamente posible. Así que sin más preámbulo, aquí tienes 25 errores que debes evitar al máximo cometer si viajas a Europa.

Disclaimer: recuerda que este blog es enfocado en Europa occidental. Y recuerda, además, que a nivel cultural hay bastantes diferencias entre el occidente y el oriente del continente europeo.

1. Creer que Europa es un solo país

Así como lo lees. Muchas veces, en diferentes grupos de redes sociales, leo gente preguntando: ¿qué clima está haciendo en Europa? ¿Qué me recomiendan llevar a Europa? ¿Qué visito en Europa? ¿En Europa está haciendo frío o calor?

Ese no sólo es uno de los errores que no debes cometer en Europa, sino el peor de todos.

Si bien Europa es un continente (algunos países están unidos por el euro, y otros hacen parte de la zona Schengen) absolutamente todos funcionan de manera independiente.

Es más, muchas veces dentro de un mismo país tienes diferentes climas, hablan diferentes idiomas, y hasta tienen diferentes costumbres.

Así que, cuando vayas a viajar a Europa, no sólo averigua bien sobre el país que vas a visitar, sino también sobre la región y la ciudad que vas a visitar.

Foto de Lyon
Lyon, Francia

Te pongo un ejemplo muy simple: durante el invierno, en la ciudad de Lyon, en Francia, es muy pero muy raro que caiga nieve. Sin embargo, a menos de una hora, tienes estaciones de esquí.

Y a una hora y media, encuentras nada más y nada menos que los Alpes franceses, donde cae nieve absolutamente todo el invierno. En otros lugares, como en Londres, las lluvias son escandalosamente abundantes durante gran parte del año.

Así que no te dejes confundir por la zona euro ni por la zona Schengen. Como decimos en latinoamérica, cada loro en su estaca.

Cada país es independiente, tiene sus costumbres, su clima, su gente, su comida, y por lo tanto te recomiendo que averigües muy bien para evitarte inconvenientes (como por ejemplo, con tu equipaje).

París, Francia

2. No validar el tiquete de transporte

La ciudades en Europa, funcionan con un código de honor. Confían en que las personas que usan el transporte público, pagan por hacerlo. Por lo tanto, en muchos metros no hay torniquetes y en los buses te puedes subir por las puertas de atrás, así como los tranvías y los funiculares.

Ten cuidado. Comprar el tiquete no es suficiente (y ese es otro de los errores que comete la gente en Europa, ya que no están acostumbrados al sistema). Además de comprarlo debes validarlo en las máquinas destinadas para eso.

Máquina para validar tiquetes en el tranvía de Lyon, Francia

Si no lo validas, es como si no lo hubieras comprado. En ese caso, si eres víctima de los controles sorpresa que hacen a diario, te puedes llevar una multa bastante alta. Anteriormente eran comprensivos con los turistas, pero se volvió costumbre y ahora es muy difícil que te perdonen la multa.

Dato viajero
Mi consejo para que te evites inconvenientes, es que abras una cuenta en un banco con sede en Europa (no es tan complicado como suena). Dando click aquí puedes abrir una cuenta bancaria completamente gratis y sin comisiones.

3. No guardar los tiquetes de transporte

Hablando de transporte, otro de los errores garrafales que comete la gente cuando viaja a Europa es no guardar el tiquete de transporte. Hay ciudades (como en París y Barcelona), donde tienes que validar el mismo tiquete con el que entraste para poder salir del metro.

Tiquetes de entrada al metro de Barcelona

Mucha gente comete el error de botarlo o perderlo y cuando van a salir no pueden (me pasó en Barcelona). Así que guarda los tiquetes de transporte hasta que termine tu trayecto.

4. Montarte al lado izquierdo de las escaleras eléctricas

Aunque verás que no se aplica todo el tiempo, en la mayoría de ciudades europeas, la gente tiene la costumbre de montar en las escaleras eléctricas del lado derecho, de manera que dejan libre el lado izquierdo para las personas que tienen afán.

Escaleras eléctricas en el metro de Madrid, España

Aunque siempre hay gente inconsciente a la que eso no le importa, verás que en general la gente si lo hace en muchas ciudades.

5. Hacer planes los domingos

En muchas ciudades, sobre todo en las pequeñas, el domingo es un día de descanso. Es decir, no hay comercios abiertos incluidas, por ejemplo, las farmacias.

Praga, República Checa

Por eso es importante que te fijes en los horarios de los sitios que quieres visitar, ya que muchos están cerrados el domingo. Y también que tengas en cuenta que, los que están abiertos los sábados o domingos, pueda que estén cerrados uno o dos días entre semana.

Dato viajero
Te dejo esta web donde puedes conseguir todo tipo de Free Tours alrededor del mundo en varios idiomas y reservar tu cupo sin costo.

6. No informarte de las maneras que tienes para desplazarte

En Europa, en general, el sistema de transporte (sobre todo de la ciudades grandes) es bastante bueno. La gran mayoría cuentan con metro, buses, tranvías, y hasta funicular en algunos casos.

Así que, antes de viajar, es importante que sepas cuáles son tus opciones.

Londres, Reino Unido

Supongo que ya has oído que los europeos son personas bastante activas, y aprovechan todas las oportunidades que les da cada una de las ciudades. Por eso, es muy común ver gente llegando a sus oficinas en traje de corbata y en bicicleta.

Y es que en las ciudades principales y algunas pequeñas, tienes un sistema de alquiler de bicicletas públicas que puedes usar ilimitadamente y por costos muy bajos.

Bicicletas públicas al frente de la estación de trenes de Milán, Italia

Infórmate antes de viajar, ya éstas funcionan por medio de una aplicación, donde puedes hacer el pago por horas.

7. No aprender algunas frases en el idioma oficial del país de destino

No te digo que aprendas a hablar cinco idiomas antes de hacer tu viaje. Pero sí es importante que sepas que, en muchos países, la gente no maneja el inglés, sobre todo en la ciudades relativamente pequeñas y en los lugares no tan turísticos.

Es obvio que si vas a París y quieres un café al lado de la Torre Eiffel, te van a hablar en inglés. Pero es probable que si vas a una ciudad pequeña de Francia, Alemania, Austria o Italia, no te puedas comunicar con el mesero en inglés.

Y si te parece muy complicado aprender algunas frases, hay opciones. Ten siempre a la mano Google traductor o una aplicación que te ayude a traducir lo que quieres decir como SayHi.

Posts que te pueden interesar

8. Confiarte demasiado en la seguridad, uno de los errores a evitar en Europa

Otro de los errores no puedes cometer si visitas Europa (sobre todo si es la primera vez), es confiarte demasiado. El hecho de que estés en un país desarrollado (en el caso de la mayoría de países de Europa) no quiere decir que no haya inseguridad.

De hecho, mucha gente comete el error de confiarse y por estar pendiente de las atracciones turísticas y de conocer la ciudad, tomarle fotos a todo, etc., se olvidan de cuidar sus pertenencias. Éste es un error gravísimo. En todas partes del mundo, desafortunadamente, somos susceptibles a ser víctimas de los enemigos de lo ajeno.

Londres, Reino Unido

Así que, para que disfrutes de tu viaje tranquilo, te recomiendo que tengas el mismo cuidado que tienes en tu ciudad, y tomes las mismas precauciones. Es muy importante que tengas cuidado, sobre todo en los sitios de mayor flujo turístico.

Y no quiero alarmarte. Simplemente toma precauciones, no te confíes demasiado, y disfruta de tu viaje sin olvidarte de lo que llevas contigo.

9. No reservar tiquetes por internet

No reservar los tiquetes con antelación por Internet es otro de los errores que no debes cometer en Europa. Incluso antes de la pandemia, muchos lugares turísticos habían empezado a manejar la reservación de sus tiquetes por Internet. Y luego de la pandemia, este mecanismo se volvió aún más común.

Infórmate bien si es necesario comprar el tiquete por Internet o hacer alguna reserva antes de tu visita.

Personalmente, te recomiendo que si hay la opción de hacerlo, lo hagas incluso si no es obligatorio. Muchas veces el hecho de reservar o comprar por Internet, te evita las filas en las taquillas y en las entradas de las atracciones turísticas. En temporada alta, esto te puede representar bastante tiempo.

Venecia, Italia

10. Reservar alojamiento en zonas muy turísticas

Éste error en particular te puede salir muy, pero muy caro.

La mayoría de gente reserva alojamiento en zonas turísticas por practicidad.

Sin embargo, ten en cuenta que estas zonas generalmente manejan unas tarifas de alojamiento bastante elevadas con respecto al resto. Así que, si vas con presupuesto justo, te recomiendo investigar muy bien la zonas donde te puedes alojar.

Mi recomendación siempre es buscar un alojamiento que tenga una estación de metro cerca. Siempre y cuando tengas acceso a la red de transporte público (de nuevo, en la mayoría de ciudades europeas encuentras un muy buen sistema) se te va a facilitar muchísimo más la movilidad en la ciudad.

11. Comprar agua en botella

Aunque esto no aplica a toda Europa, en la mayoría de ciudades (sobre todo en las principales), el agua del grifo es completamente potable y se puede tomar con toda confianza.

Además de esto, como los veranos son tan cálidos, en muchas ciudades encuentras fuentes de agua potable en las calles, donde verás muchas veces a la gente refrescándose y tomando de allí.

Fuente de agua en Turín, Italia

De hecho, te recomiendo siempre llevar contigo una botella desocupada. Y si no tienes y compras una, consérvala para reutilizarla (así, de paso, ayudas al Medio Ambiente).

Este es uno de los errores más comunes al visitar Europa. Así que no vale la pena pagar a veces hasta €3 por una botella cuando te los puedes ahorrar.

12. No informarte de los medios de transporte entre países

Si bien el tren es el medio de transporte más usado en Europa para viajar entre ciudades y entre países, muchas veces no es el más económico ni el más eficiente. Sobre todo si compras los tiquetes con poco tiempo, es decir por ejemplo, de un día para otro.

Si tu prioridades es el presupuesto, te recomiendo siempre evaluar primero la red de buses que conecta toda Europa, que en mi opinión, es bastante buena. Sin embargo, ten en cuenta que es un poco más demorado de lo que te puede tomar viajar en tren o en avión.

Dato viajero
Si tu presupuesto para transporte en limitado y quieres sacar el mejor provecho de él, la mejor opción para movilizarte en Europa es su red de buses. Aunque te puedes demorar un poco más en llegar a tu destino, la diferencia en materia de precio es bastante. Así que si lo que buscas es ahorrar, encuentra las mejores tarifas aquí.

En cambio, si el presupuesto no es tu prioridad, puedes mirar la opción de viajar en avión. Recuerda que en Europa hay muchas, muchísimas aerolíneas low-cost (o sea de bajo costo) que viajan entre ciudades a unos precios muy pero muy económicos.

Eso si, si escoges esta última opción, ten en cuenta los requerimientos y las normas en cuanto al equipaje tanto de mano, cabina y bodega.

13. No prever el presupuesto suficiente

Éste puede ser un punto muy debatido, dependiendo de tu manera de viajar. Si eres mochilero, probablemente estarás acostumbrado a viajar con un presupuesto justo y rebuscártelas en el camino para seguir tu travesía. Y eso está muy bien.

Pero como hablo de mi punto de vista y mi experiencia, te recomiendo viajar con un presupuesto lo suficientemente amplio para cubrir imprevistos.

Turín, Italia

Ten en cuenta que en la mayoría de Europa es muy arriesgado trabajar como muy legal, y esta práctica está bastante regulada por la mayoría de gobiernos. Así que no es tan fácil llegar y conseguir trabajo si no tienes una visa que te autorice.

14. Viajar por Europa sin seguro médico, uno de los errores que no puedes cometer

Uno de los errores más graves que puedes cometer al venir Europa, es no tener un seguro médico. Así como en otras partes del mundo, enfermarse siendo turista te puede costar un ojo de la cara. Aún más, si vienes de algún país de Latinoamérica, ya que el cambio de la moneda es poco beneficioso para nosotros.

Así que en este caso mi recomendación es muy lógica: contratar un seguro médico que te garantice por lo menos los servicios básicos mientras estás en Europa.

Dato viajero
¿Aun no tienes listo tu seguro de viaje? Consigue un 7% de descuento en tu seguro de viaje por Europa dando click aquí.

15. No fijarte si tienes descuentos

En muchos de los casos, hay grupos que tienen descuento en museos y atracciones. El más común es el de las personas con discapacidad, sin embargo también puedes encontrar sitios donde entran gratis los menores de 20 años de 25 o incluso, hasta los menores de 30 años.

Roma, Italia

En el caso de los niños generalmente entran gratis. Sin embargo para que aplique cualquier descuento, es muy importante que tengas la documentación disponible. Es decir que tengas tu pasaporte en caso de qué seas de un país fuera de la Unión Europea o tu carta identificación en caso de qué seas de un país dentro de la Unión Europea.

16. No tener cuidado con los precios

Otro de los errores más comunes que se ven entre la gente que va a Europa por primera vez, es no mirar los precios.

Uno de los prácticas más comunes que se ven en los sitios de mayor afluencia turística, es que los precios no están a la vista. Esto quiere decir, que el precio (descaradamente) depende de la cara del cliente.

Sobra decirte que desconfíes de este tipo de negocios. Apenas te ven la pinta de turista, (y ojalá entres con cámara y maleta), inmediatamente el precio puede ser hasta el triple de lo que es para una persona local.

Otra recomendación muy importante, sobre todo para quienes venimos de América Latina (por la cuestión del cambio de divisa) es siempre comparar precios.

Berlín, Alemania

Por ejemplo, mientras que en un supermercado una botella de agua te puede costar entre 80 y 90 centavos de euro, en una tienda o en un kiosco de los que encuentras por la calle te puede costar de dos a tres euros.

Así que, de nuevo, todo depende de tu presupuesto. Si el presupuesto es amplio y uno o dos euros no hacen la diferencia perfecto. Pero creo que la mayoría de casos, preferimos ahorrar en lo posible para gastar en lo que realmente vale la pena.

17. Visitar solo ciudades grandes

Aunque este es uno de los errores que no debes cometer en Europa que depende del tipo de viaje que pienses hacer, ten en cuenta que muchas veces hay ciudades en la periferia de la ciudades grandes llenos de historia y encanto.

Sevilla, España

Probablemente si es la primera vez que vas a Europa te vas a enfocar en las grandes ciudades: París, Berlín, Madrid, Roma etc. Sin embargo, te recomiendo considerar también la posibilidad de incluir ciudades más pequeñas en tu itinerario.

Sobra decirte que la ciudades grandes son, de sobra, las más caras. En ciudades pequeñas te va a rendir mucho más el dinero.

18. No tener en cuenta el cambio de horario

Si vienes del otro lado del mundo, como yo, ten en cuenta que a veces son de seis a siete horas de diferencia con Europa. Esto no se debe tomar a la ligera, ya que el cuerpo demora en acostumbrarse al ritmo que vas a llevar durante tu viaje a Europa.

Así que calcula bien los tiempos. Muchas veces por el afán de visitar muchos sitios en poco tiempo, se comete el error de calcular mal el tiempo con los billetes de tren y los tiquetes de avión. Esto te puede llevar a perder bastante dinero ya que muchas veces no son reembolsables.

Dicho esto, te recomiendo que manejes que tengas un margen de tiempo para que tu cuerpo se recupere y para evitar tener que pagar penalidades en cuanto al transporte y pasar malos ratos.

19. No aprovechar los días de exposiciones gratuitas

La gran mayoría de museos y en Europa tienen días específicos al año cuya entrada es completamente gratis. Ya sea una fiesta nacional o un día del mes. Algunos son el primer domingo del mes otros el primer martes del mes.

Así que, si eres el tipo de turista que te gusta entrar a los museos, te recomiendo que te informes bien dependiendo de la ciudad que vayas a visitar, que días tienes entrada gratis.

Museo del Louvre, Paris

Por ejemplo, en el caso de Museo del Louvre (el más visitado del mundo), hay entrada libre el 14 de julio por ser el Día Nacional de Francia y el primer sábado de cada mes de las 18h a las 21:45h.

En el caso del Museo del Prado hay acceso gratuito el Día Internacional de los Museos (18 de mayo) y el Aniversario del museo del Prado (19 de noviembre). Además, puedes entrar gratis de lunes a sábado de las 18h a las 20h, y los domingos y festivos, de las 17h a las 19h.

20. No aprovechar los Free Tours

Una manera fácil y económica de conocer y recorrer una ciudad es hacer un Tour gratis o un futuro. En la mayoría de capitales europeas y ciudades grandes hay guías especializados que se dedican a hacer tours por la ciudad completamente gratis. A veces son generales a veces son específicos. Por ejemplo puedes encontrar Tour gratis por Berlín y también puedes encontrar Tour gratis por la Berlín de la Segunda Guerra Mundial.

Dato viajero
Te dejo esta web donde puedes conseguir todo tipo de Free Tours alrededor del mundo en varios idiomas y reservar tu cupo sin costo.

¿Cómo funcionan estos Tour es gratis? Te inscribes por Internet y separas tu cupo y una vez termine el Tour suele dársele una propina alguien, dependiendo si te gustó o no su servicio. En la mayoría de los casos se recomienda dar una propina de mínimo €10 por persona. Cabe resaltar que si te gustó mucho el Tour la suma puede ser más alta, depende de ti.

21. No tener cuidado con los aeropuertos y las estaciones de tren.

Hablando de las aerolíneas low-cost, ten siempre en cuenta que estás, muchas veces, no llegan a los aeropuertos principales, sobre todo en las grandes ciudades. Siempre, antes de viajar, ya sea en tren o en avión, revisa en el mapa donde queda tu punto de llegada.

Además de esto asegúrate que el aeropuerto o la estación de tren de llegada cuente con transporte hacia tu lugar de alojamiento. Muchas veces, por ahorrar unos euros en el que te di, tienes que gastar mucho más en el transporte a tu hotel ya que queda alejado de el casco urbano.

22. No informarte de las tarjetas de descuento

En Europa, hay muchos ciudades que tienen tarjetas de descuentos que te incluyen, en algunas ocasiones, el transporte ilimitado, entrada gratis a atracciones, descuentos en otras actividades, y beneficios que te pueden hacer ahorrar mucha plata.

Estas tarjetas las puedes comprar por una duración ilimitada. Hay tarjetas por 24, 48, 72 horas, y otras que son por días, dependiendo de la ciudad.

Tarjeta Torino + Piemonte

En la mayoría de los casos, puedes adquirir estas tarjetas en las oficinas turísticas de cada ciudad donde vas a visitar, sin embargo, te recomiendo adquirirlas por Internet, ya que muchas veces las oficinas turísticas quedan en los aeropuertos o en las estaciones de tren en temporada alta puede que haya fila para comprarlas. Si la compras por Internet, te ahorras tiempo, y energía. Sobre todo si vienes de un viaje largo.

Te dejo las webs para que compres tu tarjeta de las ciudades principales por internet:

Compra aquí tu Paris PassCompra aquí tu MilanPassCompra aquí tu
EdinburghCity Pass
Compra aquí tu LondonPassCompra aquí tu ViennaPassCompra aquí tu PortoCard
Compra aquí tu DublinPassCompra aquí tu KölnCardCompra aquí tu LisboaCard
Compra aquí tu I AmsterdamCardCompra aquí tu Rome
and Vatican Card
Compra aquí tu Lyon CityCard
Compra aquí tu BrusselsCardCompra aquí tu FrankfurtCardCompra aquí tu DüsseldorfCard
Compra aquí tu BarcelonaCard o
tu Barcelona Card Express
Compra aquí tu Marsella
CityPass
Compra aquí tu
Torino + Piemonte Card
Compra aquí tu PragueCardCompra aquí tu Venezia Unica Pass

23. Viajar solo con efectivo, otro de los errores a evitar en Europa

Uno de los errores a evitar si vas a Europa, es llevar solo dinero en efectivo. En la mayoría de países europeos, todo es posible pagarlo con tarjeta. De hecho, hay máquinas expendedoras de comida en algunas estaciones de metro, que solamente aceptan tarjeta.

Dato viajero
Mi consejo para que te evites inconvenientes, es que abras una cuenta en un banco con sede en Europa (no es tan complicado como suena). Dando click aquí puedes abrir una cuenta bancaria completamente gratis y sin comisiones.

Igualmente, hay locales donde los domingos solamente se acepta pago en tarjeta, ya que esos días hay personal en las cajas y el pago es automático. Así que es muy importante ya sea traer una tarjeta de tu país de origen o abrir una cuenta con sede en Europa.

24. No medir bien los tiempos

Alguna vez vi en un grupo de Facebook a alguien preguntando cuantos países podía visitar en cinco días. ¡5 DÍAS!

Como dicen las mamás, «el que mucho, abarca poco aprieta». Y esto aplica también al mundo de los viajes.

Si vas a viajar a Europa, uno de los errores que no puedes cometer es querer visitar todo en muy poco tiempo.

Cuenta siempre con imprevistos, distancias que no tenías calculadas, inconvenientes que siempre se presentan, y evita sobre todo, pretender recorrer toda Europa en cuestión de horas.

Florencia, Italia

Por ejemplo, es muy común en Europa que los aeropuertos queden a las afueras de la ciudad. En algunos casos, incluso, tienes que tomar taxi o alquilar un carro para poder llegar a la ciudad.

Así que mi recomendación es que, si vas a invertir en un viaje a Europa, calcula un número de días o semanas suficientes para todo lo que pretendes recorrer.

25. Improvisar

Sin duda, la improvisación es uno de los errores que definitivamente no puedes cometer si viajas a Europa.

Si bien es cierto que en Europa siempre hay algo que hacer, la planificación es esencial para que aproveches al máximo tu viaje. Es muy común oír que alguien viajó a Europa y le faltó la mitad por conocer.

Y es que precisamente hay tantas cosas por hacer, que lo mejor es hacer tu propio itinerario.

Investiga, lee, y sobre todo organízate de manera que el tiempo te alcance para visitar lo que quieres visitar.

La improvisación te puede salir muy cara. Ya sea en materia de hospedaje, en materia de transporte, en materia de actividades y atracciones, o aún peor, en materia de salud (como te decía en el caso del seguro médico).

Espero que estos 25 errores que debes evitar al máximo cometer en tu viaje a Europa te ayuden a que tu Eurotrip sea todo un éxito.

Recuerda que si necesitas ayuda, me puedes contactar a través de mis redes sociales, o al correo anitta@laesquinadelviajero.com

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.